Club de Remo Carén

Entrevista a un destacado deportista que ha remado en el Club de Remo Carén desde sus inicios:

Dr. Alejandro Palma Morales


"El remo es un deporte que requiere esfuerzo, sacrificio y dedicación"


El cirujano del Hospital Sótero del Río compite internacionalmente, para lo cual practica dos horas todos los días del año.
11 de Octubre de 2004
Dr. Alejandro Palma
En el plano competitivo, tener una participación destacada en cualquier deporte, conlleva una buena cuota de pasión y trabajo duro, lo que se incrementa aún más en áreas como el remo, disciplina que practica hace 40 años el doctor Alejandro Palma Morales, cirujano del Hospital Sótero del Río.

El médico comenzó a practicar remo en categoría single, cuando tenía sólo 16 años y, desde el comienzo encontró en este deporte una gran satisfacción personal, pese al gran sacrificio que significa practicarlo competitivamente. "Lo hago con inmenso placer y no podría ser de otra forma, pues este es un pasatiempo que no es remunerado. Todo lo contrario, pues implica de un gran esfuerzo físico y muchos gastos. Mis motivaciones están dadas por la satisfacción de competir, ya sea en forma personal, por un club o por el país", explica el profesional que pertenece a la Federación Mundial de Remo, la entidad más importante del área.

- ¿Cómo conjuga la práctica del remo con su quehacer médico?
- Son dos cosas que cualquier persona puede conjugar perfectamente. Si dividimos nuestra vida diaria en tercios, tenemos uno que es para dormir, otro para trabajar y el resto del tiempo es para el individuo. En mi caso, yo dedico esas horas a esta actividad, seguramente hay quienes prefieren otros hobbies, como la música, escribir o conversar con sus amigos. Yo dedico esta parte de mi vida a practicar deporte.

- Es esta una buena forma de relajarse o va mucho más allá de eso?
- Va mucho más allá. Cuando el deportista es un aficionado y practica su disciplina en forma amateur o por divertirse, puede lograr eso, cuando es competitivo, como es mi caso, la cosa cambia pues existe un esfuerzo extra. Sigue siendo placentero, pero requiere mayor disciplina, mayor tiempo, más preocupación.

- ¿En qué lugares ha competido? ¿Y con qué resultados?
- He obtenido primeros, segundos y terceros lugares en competencia importantes, así como ha habido oportunidades en las que he perdido. Los triunfos van y vienen por temporadas, así hay años buenos y otros malos, no siempre se gana. En cuanto a los lugares, he participado en competencias en Chile, Argentina, Brasil, España, Francia, Portugal, Alemania, Bélgica y República Checa, entre otros países. El último trofeo que gané, fue el 23 de agosto de este año, en reconocimiento a que obtuve el primer lugar en La Copa del Kaiser, una competencia del circuito de la Federación Mundial de Remo que se realiza cada año en Frankfurt, Alemania, y que ya he ganado en tres ocasiones en la categoría single, porque compito solo.

- ¿Cómo se prepara para las competencias?
- Pertenezco al Club de Remo Carén y entreno todos los días, mínimo dos horas, de lunes a domingo. En la tarde, después del trabajo, parto a la Laguna Carén. En llegar allá, entrenar y volver a la casa, son más de cuatro horas.

- ¿Comparte el gusto por este deporte con algún amigo o familiar?
- No, es un pasatiempo que practico solo. Años atrás me acompañaba mi hija, pero ya no lo hace. Es que el remo es un deporte difícil, es fundamentalmente competitivo. No es de paseo, no es como ir a jugar tenis o un partido de fútbol los días domingo. Su práctica implica invertir en materiales de alto costo, de hecho los implementos superan los 5 mil dólares. Además es difícil que alguien se de el tiempo de practicar dos o más horas diarias.

- ¿Qué le recomendaría a alguien que quisiera comenzar a practicar remo?
- Este es un deporte que se puede practicar a cualquier edad. Yo tengo 56 años, pero también hay remeros de 65 e incluso de 70. Sin embargo, es un pasatiempo difícil de recomendar, porque requiere de mucha disciplina. Hay que estar dispuesto a practicar por lo menos tres veces a la semana, sabiendo que el aprendizaje y los progresos van a ser lentos. Porque esto no es de un día para otro, pueden pasar meses hasta que la persona domine el bote, fundamentalmente el tema del equilibrio, la técnica, la fuerza, la velocidad. Si alguien quiere dedicarse a esto, debe tener tiempo y muchas ganas. Como es un deporte solitario, no da tiempo para hacer vida social, porque hay que entrenar muy duro. Vas en medio de la laguna y tampoco hay tiempo para mirar el paisaje, porque hay que estar preocupado de no darse vuelta, de no chocar, porque se reama hacia atrás. Insisto en que este un deporte que requiere esfuerzo, sacrificio y dedicación.

Junto con enfatizar que el remo requiere de mucha autodisciplina, el doctor Palma explica que su sueño sería que las personas en nuestro país practicaran más deporte, "incluso los que tienen ciertas limitaciones físicas secundarias o que han nacido con ellas", dice el profesional.

"El deporte en sí enseña muchas cosas. Primero enseña humildad, pues siempre hay alguien mejor que uno. Segundo, que cuando pierdes, al igual que en la vida, hay que enfrentarlo sin rencor, porque quien ganó lo hizo en buena lid. Tercero, que siempre hay una nueva oportunidad en que puedes ganar tú, para lo cual hay que entrenar más, trabajar más o estudiar más. Como en cualquier ámbito, el deporte enseña que el triunfo se obtiene con esfuerzo y en buena lid, sin trampas. Porque si tú en el deporte ganas con trampa no vale. Igual debiera ser en la vida, ser el mejor bajo esas premisas", concluye el médico.

Entrevista gentileza de SAVALnet (www.saval.cl) el primer perióico médico en formato digital de Chile.
Publicada originalmente en www.saval.cl/link.cgi/SavalNet/Entrevistas/4199
Formulario de entrada
Búsqueda
Calendario
«  Junio 2018  »
LuMaMiJuViSaDo
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
Archivo de registros
Amigos del sitio
  • Cree su sitio
  • Estadística

    Total en línea: 1
    Invitados: 1
    Usuarios: 0